BIENVENIDO A ANDARES.MX - WELCOME TO ANDARES.MX  
Inicio Editorial
  Andares Puebla   Este mes: Puebla: 25 Aniversario como patrimonio de la humanidad
De Andares Expresiones De Viaje Gastronomía Puro Cuento Rincones Detectives Salvajes ¿Qué hay? Guías Ediciones Contacto
 
Puebla de Nuestros Amores

Sitio de Puebla


Por: Guillermo Deloya Cobián / g_deloya@hotmail.com


“...quien no conozca la historia de Puebla, no conocerá cómo se forjó toda una nación.”

Increíble, parecería extraído de un libro de epopeyas, pero ocurrió, ocurrió en nuestra Puebla, precisamente inició durante un mes de marzo, mes del Dios Marte, dedicado a la guerra. Ubiquemos el año, 1863, una Puebla aún victoriosa, con el dulce sabor de un triunfo bélico en aquel cercano 5 de mayo de 1862. Ahora las circunstancias previenen de nuevos problemas.

Con un Ejército de Oriente plenamente reorganizado alrededor del mando de un zacatecano, el General Jesús González Ortega, la ciudad se preparaba para una resistencia ni siquiera sospechada, un episodio en la vida de nuestra comunidad que a pesar del fallido desenlace, pasaría a la historia como un ejemplo de bravura y determinación como pocos. Aún dolía la muerte del General Ignacio Zaragoza cuando ya se aprestaba la ciudad para una nueva y cruenta defensa; los franceses regresaban para acabar con la Puebla de las mil iglesias, la de los templos barrocos y de la talavera galigoreada. Se preparaban para el combate Ignacio Mejía, Miguel Negrete, Joaquín Colombres, Ignacio Alatorre, Felipe Berriozabal, Miguel Auza entre muchos otros militares e ingenieros de la guerra. Por cierto, faltaba mencionar al bravo y gallardo oaxaqueño, Porfirio Díaz Mori.

El General en jefe González Ortega los animaba: “Soldados, a través de vuestros peligros vas a conquistar una gloria imperecedera. Para repeler a los orgullosos soldados de Francia, os basta el recuerdo de vuestras propias hazañas en el 5 de mayo”. No era para menos la arenga, aquí se vendría a jugar el destino de todo el país.


La ciudad fortificada por todos sus puntos esperaba el combate. Ya estaban listos los cañones en Guadalupe, 5 de Mayo, San Antonio, San José y Xonaca. Los ánimos eran de impasibilidad en Los Remedios, Totimehuacán, Analco, San Francisco y camino a Amozoc.

Se hace de la ciudad un crucigrama militar, con estrategias de todos tipos para presentar batalla. El tiempo alcanza al destino el 15 de marzo, en el cuartel del ejército francés apostado en Amozoc, donde se pacta que al día siguiente se avanzará sobre Puebla.

Lo que sobrevino fue una de las páginas más duras en la historia nacional. Las jornadas de batalla se extendieron inclementes hasta dejar solo escombros de la ciudad angelical. Testimonio de la época- Los que nos encerramos en Puebla, no buscábamos, ni prestigio, ni honra, cumplíamos con un deber de levantar el guante que arrojaba el enemigo, y demostrábamos con valor y abnegación, que en México no nos intimida la adversidad, ni mucho menos nos acobarda la idea de la muerte-.

Así durante 62 días se resistió calle a calle, casa a casa, hombre contra hombre. El hambre y las miserias de la guerra llegaron a nuestras calles hasta provocar irremediablemente la rendición, pero rendición con toda honra; el ejército de oriente ¡no se rendía!, pedía salir de la plaza con tambor batiente, banderas desplegadas, mechas encendidas, y en actitud resuelta de presentar combate. Elias Forey negaría tal petición por parte de los sitiadores, lo que obligó a nuestros “bravos de Puebla” a disolver los batallones, romper hasta astillar los fusiles y las cureñas, clavar y reventar los cañones, mojar la pólvora, inutilizar las santabárbaras, incinerar, enterrar o esconder las banderas, y entregarse, Generales, Oficiales y lo que restaba de tropa, sin ninguna exigencia, a efecto de que el enemigo dispusiera a su antojo. Solo así pudieron vencer la voluntad resuelta de quienes defendían a su patria.

Se había escrito una de las páginas más valerosas de la historia y todo ello pasó aquí en nuestra Puebla. Por eso repito, quien no conozca la historia de Puebla, no conocerá cómo se forjó toda una nación. ¡Que repiquen las campanas de San Agustín!, saludamos con respeto al Heroico Ejército de Oriente.
Siege of Puebla

I ncredible, it would seem from a book of epics, but it happened, it happened in our town, just started during the month of March, the month of Mars God, dedicated to war. Let’s place the year 1863, a town still victorious, with the sweet taste of a military victory at the close May 5, 1862. Now circumstances prevent new problems.

With the EasterArmy Command fully reorganized around General Jesús- González Ortega, the city prepared for resistance not even suspected, an episode in the life of our community that failed despite the outcome, go down in history as an example of courage and determination than most.

The Chief General Ortega encouraged them: “Soldiers, through your dangers are going to win undying glory. To repel the proud soldiers of France, I just memories of your own exploits on the 5th of May. “It was not a harangue for less, come here to play the stations around the country.

The fortified city was waiting for all its point battle. But what ensued was one of the hardest pages in our national history. The days of inclement extended battle to stop debris from the city just angelic.

So for 62 days resisted hunger and misery of the war came to our streets to inevitably lead to surrender, but surrender with all honor. It had written one of the most courageous pages of history and all that happened here in our town. So again, who does not know the history of Puebla, will not know how an entire nation was forged.

 
Otros artículos...
 
PUEBLA DE NUESTROS...
El Paseo Bravo...
Los Chiles en Nogada...
5 de Mayo de 1862
La fundación de Puebla
Sitio de Puebla
Paseo de San Francisco
Catedral Poblana
Puebla
DE ANDARES
Batalla del 2 de abril
Biblioteca Franciscana
Chignautla, Belleza...
Teatro de la Ciudad
Tehuacán: Sabor a...
Tepexi el viejo...
Zacatlán de las Manza...
Santa María Tonantzintla
San Miguel, Huejotzingo
Jonotla: Una ventana...
Galería de arte...
Capilla del Rosario
Talavera de la Reyna

GASTRONOMÍA
Romeritos
Nopal: Nutritivo y...
Salud a la salud
¿Una noche buena...
Nutrición: Explosión de...
La Albahaca...
El Pato...
El gran filósofo...
La Fresa como un...
Stevia: Un Endulzante...
Mole Poblano...
El Aguacate
El Olivo y La Mostaza
La alimentación curativa
DE VIAJE
“Viajar enseña toleran...
“He visitado muchos...
Viajar es imprescin...
¿A dónde sería un...
El que no sale nunca...
Los viajes son como...
He descubierto que no...
Aquel que quiere...
“Como todos los gran...
“El que no sale nunca...
“El andar tierras y...
"Un viaje de mil millas...
Wilburt Wright...
Sierra Norte
PURO CUENTO
Fuego
Cuarenta
Que se acabe el...
La Bruja de los Destellos
La belleza
Sol en soledad...
Pensar es gratis...
Vivir Invisible...
¿Dónde está Mamá?
Un Madrigal
En vos confío (2 parte)
En vos confío (1 parte)
250 gr. de pepita

CONCIENCIA
Sabiduría ancestral
Un giro para la mente
Año 2012
Vida es Pluralidad
La voluntad construct...
Compañeros de vida...
Un aplauso por los...
El Valor del Tiempo
Y tú, ¿Qué tanto lees?...
Fundación La Esperan...
La crisis alimentaria...
Cómo mantenerse sano
Adaptación en acción
Conciencia ecológica...
 
Conócenos más...
 
¿Qué es Andares?
¿Dónde se distribuye?
¿Quieres anunciarte?
Consejo editorial
Síguenos por: facebook Twitter
 
Andares®. Todos los derechos reservados.
Site by: JPABLOKS